Los Días de Julián Bisbal de Roberto Cossa (2009)

Los Días de Julián Bisbal de Roberto Cossa (2009)

La obra cuenta la aventura secreta de un hombre que quiere cambiar su vida.
Bisbal, un día cualquiera, nota que la vida se ve distinta. Sumido en una agobiante trama familiar, sueña con un horizonte mejor queriendo cambiar un trabajo asfixiante e insuficiente y descubre la extrañeza de la libertad, sus deudas pendientes y la soledad. Un emotivo pasaje, desde la simpleza de algunas imágenes cotidianas, a los enigmas más atemporales de la existencia. Como ustedes verán, los caminos y lugares de esta historia quizás sean transitados, por los jóvenes del presente, con mayor crueldad e incomprensión, sin embargo se entraman en ellos la misma desesperación y la misma inconformidad.

“Los días de Julián Bisbal”, es la obra de un joven, de un autor que hoy es un maestro. Roberto Cossa un gran maestro de la dramaturgia argentina, que sabe capturar de una manera inigualable ese nervio del ser de los sectores medios. Sus criaturas son caprichosos individualistas, arrebatados ilusos, queribles desencantados, temerarios ambiciosos. De este modo, insoportablemente argentinos, se enfrentan ante el encierro y la pasividad, el sueño y el fracaso, seducidos y arrollados por la humillación y la bronca. En Bisbal, a pesar del aparente gris y lo común de sus circunstancias, se puede ver con nitidez el espíritu libertario de su simple y brillante relato. Además tiene la inusual cualidad en estos días, de brindarnos una pintura de personajes con los que todos, inmediatamente podemos identificarnos.

El autor, la obra y sus efectos

Hacía tiempo que queríamos hacer una re-lectura de alguna pieza significativa del teatro argentino de los años 60. Sin embargo no aparecía la posibilidad. La oportunidad se nos abrió este año cuando nos reencontramos con el texto de “Los días de Julián Bisbal”. Así dimos con esta obra, como suelen hallarse esas cosas que siempre estuvieron presentes (en este caso en la biblioteca) y finalmente terminan siendo más reveladoras de las que uno creía buscar en la lejanía y la convicción. Al cabo de unas pocas semanas de ensayarla, al proyecto de montarla, le pusimos “Efecto Bisbal”, porque nos vimos transportados (y relatados) por una entrañable y conmovedora historia, donde sorprendentemente, durante un día en la vida de los protagonistas, todo se transforma y nada cambia.

Estrenada en 1966 en el Teatro Regina, con la dirección de David Stivel, y la interpretación de Bisbal, por Juan Carlos Gené. Fue realizada en estas cuatro décadas por distintos elencos de todo el país.

Elenco: (por orden de aparición)

Carmen: Erika Aristides
Julián: Juan Nemirovsky
Carlos: Federico Tomé
Alicia: Melisa Patriarca
Dora: Victoria Garay
Dirección y puesta en escena: Rody Bertol

Habilidades

Publicado el

8 junio, 2009