La Sonata de los Fantasmas de August Strindberg (1999)

La Sonata de los Fantasmas de August Strindberg (1999)


Strindberg escribió esta obra cuando tenía 58 años (1907), recién a esa edad (ya de regreso) se pudo dar el gusto de tener su propio tatro en su ciudad natal. Para esa ocasión escribió cuatro magistrales piezas que él llamó “teatro íntimo”, porque las concibió como teatro de cámara, volviendo al final de su vida a producir obras de un solo acto. Dicen las crónicas que fueron recibidas con frialdad. Una de ellas, el Opus 3, La Sonata de los Fantasmas, llegó con el tiempo a convertirse en célebre. Claro, que ésto, él no lo pudo saber. Murió en 1912.
Lo que nos interesó de esta obra es que se trata de una tragedia. Es una tragedia, entre otras razones, porque trata temas tales como el de la identidad entendida como sumas  de identidades, el triángulo amoroso, el destino y el origen familiar.
Pero lo más audaz, lo que nos hace considerar a Strindberg un autor emblemático, es que incluye en un mismo espacio a personajes, fantasmas y visiones, logrando una síntesis formidable. El fantasma, como un hombre desasido del ensueño del abrigo institucional.
Esa es la virtud de los grandes textos, que se abren a múltiples significados y cada cual encuentra alli su propia experiencia.
Hay también en la decisión de montar una obra de teatro un acto de insensatez y de amor. Un buscapié hacia algo imposible que se cuela, se derrite y se disuelve en un pasado que se quiere transformar.
Es en ese océano de luz, en realidad, donde nos hemos encontrado con esta “sonata”; para amanecernos, una vez más. Rody Bertol.

Elenco:
Ricardo Airas (el estudiante), Cecilia Bolis (la momia, la madre, la novia) Jorge Ferrucci (director hummel), Laura Fuster (la criada, la chica de los jacintos), Belén Lalla (la lechera), Gustavo Trabajo (el muerto, el criado, el coronel).
Músico en escena: Luis Rateni
Vestuario: Ciorda/Palomino
Objetos escenográficos: Adriana Vignoli, Gustavo Trabajo
Máscaras y muñecos: Analía Ortiz
Iluminación: Bertol/Mainardi
Objetos especiales: Eduardo Sánchez, Fabián Corradín
Fotografía: Pablo Palavecino
Diseño gráfico: Cosgaya, diseño
Traducción del sueco: Cecilia Caffaro
Asesoramiento en dirección artística y diseño espacial: Mará Zulema Amadei
Producción ejecutiva: Alejandra Gómez, Denise Almeyda
Musical original: Luis Rateni
Producción: Rosario Imagina
Dirección y puesta en escena: Rody Bertol

Habilidades

Publicado el

16 septiembre, 1999